Orden del Fuego

La Magia Roja

El fuego es el elemento más destructivo. Tanto en forma de llamas, como de lava o calor, el fuego es energía viva que puede ser utilizada para el bien o el mal. Históricamente, muchos magos rojos han sido seducidos por la magia oscura, pero esto no es más que una falacia de los que quieren poner en entredicho su reputación.

Estrella

La Estrella del Fuego es un pentáculo, distorsionado de manera que los trazos que apuntan al cielo tienen ondulaciones como las llamas que bailan en el fuego. La Orden es bastante cerrada, así que el símbolo es el mismo en todas sus variantes, como el que se luce en Vulcanne.

Los Magos Rojos

Kolva Pyram, maga del Fuego de Vulcanne

Los magos de la Orden del Fuego son severos, reprimiendo así su personalidad activa y rebelde. Los magos rojos utilizan la energía presente en la naturaleza, tanto la que genera el propio planeta como la que fluye por ellos mismos. Aquellos cuyos conocimientos han compartido con los de la Orden de la Tierra, pueden manejar a su antojo las propias entrañas del mundo, los volcanes y la lava que expulsan.

Habilidad única

Los Magos Rojos que son del Pueblo del Fuego tienen una habilidad especial. Pueden crear ilusiones, gracias a sus conocimientos de las alteraciones que producen en la percepción de los seres vivos la luz y el calor. Estas ilusiones son visuales e intangibles, si bien una buena habilidad del mago puede asociarle también sonidos y olores. Se dice que algunos magos han llegado a realizar ilusiones colectivas, aunque no se sabe si esto es cierto o fruto de otra ilusión.