Pueblo del Fuego

Content

Su magia es de las más poderosas de las elementales, y su gran habilidad es con la forja. Casi nadie los ve con buenos ojos, debido a las antiguas leyendas y alianzas que los unía con Anakumbra. Algunos, por ese motivo, les llama manchados por el humo que genera su fuego cuando destruye. Pero el fuego es energía, vida, y luz aunque muchos no quieran verlo.

Kurtoi

Apodo: Seguidores del Fuego, manchados…

Zona: Viven en el valle que forman las Montañas de Fuego de Vulcanne, entre los valles de piedras de lava, donde nada verde crece.

Rasgos: Son de piel blanca o tostada según la región (y la estación). Pelo moreno, castaño, castaño-rojizo y en ocasiones, pelirrojo. Ojos del marrón al verde, en extraña ocasión, rojos o dorados.

Vestimenta: Normalmente visten vestidos amplios y ricos de terciopelo de colores rojos y anaranjados, los soldados armaduras pesadas de metal y obsidiana de sus famosas forjas y los magos, túnicas largas y discretas.

Costumbres: Éste es uno de los pueblos con más secretismo. Los vulcaneses son cerrados al exterior, a los que consideran bárbaros. Son bastante religiosos, acogiendo templos de otras divinidades distintas a su patrón, Ignus. Se consideran amables, aunque en realidad son caóticos, cambiantes y ardientes, y eso sin contar de que pueden crear ilusiones. Por esta razón tienen unas severas leyes para restringir el uso de la magia en el país y controlarlos. Por otra parte tienen un ejército bien armado y considerable. En el pasado conquistaron parte de Atalai y Soantria.