Según la mitología de Astaryn, existen numerosos dioses y espíritus protectores que habitan en la naturaleza.  Lo que no se cuenta es que otros dioses llegaron después y se adueñaron de su creación, estando entre ellos en continuo conflicto.

Desde entonces se puede decir que se ha dejado de rendir culto a esas antiguas divinidades naturales. Algunas se terminaron asimilando, otras cambiaron de género, otras se fusionaron de forma práctica… y otros simplemente no se han interesado porque les den culto. De hecho, de los mencionados 26 en los anales que se conservan en Dammantia, sólo se tiene constancia del culto a los siguientes, que pertenecen a la misma familia divina. Algunos creen que esta disminución drástica en el panteón se debe a la última guerra entre los dioses, que se ha catalogado junto con el último cataclismo que asoló al mundo.

Dioses de Astaryn

Dannan

La diosa suprema, señora del sol rojo y de la luna púrpura, madre de todos, diosa magnánima, que mueve todos los astros.
Avatar: No ha aparecido en forma entoi jamás, aunque se dice que se muestra como un par de ojos violetas con la estrella de diez puntas en la frente.

Se la representa como un ojo púrpura con la estrella de diez puntas como iris y la media luna.

Ishtil

Diosa de la curación, del bien, de la luz.
Avatar: Una mujer vestida de blanco, con largos cabellos que varían del dorado al bronce y al azabache. También se la pinta como una paloma blanca.

Anak

Dios de la oscuridad, de la guerra y la muerte. 
Avatar: Un guerrero enmascarado, con cota de mallas y capa negra. Lo único que se le ven son sus siniestros ojos rojos. También se le representa como un cuervo de ojos ígneos.

Terra

Diosa de la Tierra, de las cosechas. Proporciona los sueños.
De naturaleza caprichosa, da y quita a voluntad.
Avatar: Dependiendo del sitio varían sus vestiduras, pero en común se la representa como una joven alada que porta un ramillete de espigas doradas. Se le representa también como una vaca alada de cuernos dorados.

Aeria

Diosa del aire y de los fenómenos atmosféricos.
Porta el rayo. Otorga inspiración a los poetas y artistas.

Avatar: Una mujer, normalmente desnuda, con largos cabellos y alas en cabeza y tobillos. Suele portar una vara con rayos. También se le representa como una serpiente emplumada.

Adammas

Adammas, el Invencible, Dios de las Aguas y del Hielo.

Antiguamente era una figura femenina, pero tras la guerra se consolidó como dios masculino. Es un dios cruel y benévolo al mismo tiempo.

Avatar: En las tierras del Hielo es descrito como un anciano encapuchado, con armadura y pieles y un hacha. A orillas del Océano es representado como Rey del Mar, con una caracola. Se le representa también como un gran oso blanco o montado un carro tirado por bestias marinas.

Ignus

Dios del fuego, de la forja, de los trucos y del engaño.

Es un dios caprichoso, caótico, que se deja seducir fácilmente por la oscuridad. A lo largo de todas las historias escritas en Astaryn sobre los dioses, él es el traidor, el que vende a sus iguales por el poder. Para otros es simplemente la llave del cambio y el renacer.

Avatar: Un joven y seductor hechicero de cabellos de oro, ojos de esmeralda y pies de fuego. También se lo representa con una salamandra.

Zeik

Hijo de Terra, dios/a de la naturaleza, de los animales y las plantas.

También se le considera dios/a de la caza. No se conoce su verdadero sexo, pues se aparece en forma de hombre o de doncella.

Avatar: Un (o una) joven de piel morena con un tocado de cuernos de ciervo, túnica de cuero y envuelto de hojas de enredadera. Se dice que se funde con los árboles y puede transformarse en cualquier animal. Castiga ejemplarmente a quienes hacen daño a la naturaleza. Se representa con un ciervo.